dilluns, 17 d’octubre de 2011

DILLUNS...

Avui és dilluns a la ciutat, i es nota.
Per uns, odiat; per d'altres, temut, i per uns quants, una oportunitat... Sigui com sigui, un dilluns no deixa mai indiferent.
Avui, a més, fa més fred, i s'agraeix. És un dels avantatges dels dies laborables: surts de casa quan els carrers encara són nets, quan l'olor de l'alba perdura, quan la lluna, mandrosa, roman al cel. I és més fosc, i això accentua la sensació que l'estiu ja fa massa temps que va marxar.
A mi, per estrany que soni, no em desagraden especialment els dilluns. Per bé que mai els canviaria per divendres, trobo que tenen el seu què. Gairebé totes les noves etapes s'encenten en dilluns: el primer dia d'escola, el primer dia d'una feina nova, la primera jornada després d'unes eleccions...
Jo, però, vaig començar el blog en diumenge... Però és que, com saben bé els que em coneixen, sóc més que puntual, una "cagapresses" que sovint s'avança a l'hora acordada i que, no poques vegades, ha fet les coses abans d'hora.
Feliç dilluns a tots!

3 comentaris:

  1. Estimada Sra. Difusa:

    De allí de dónde vengo el lunes es el día más esperado, y no precisamente por ser festivo, esto se debe a que el lunes nuestro precede a un día un tanto especial.
    No siempre ha sido así, pero ya hace muchos años que el gobierno de Ceilán decidió encontrar una solución al descontento que producía el primer día de la semana en la población. Fue así cómo se creó el "Lunes y 1/2".
    Yo y mis dos hermanos observamos durante años, cómo en las caras de nuestro pueblo se reflejaba cada mañana la nostalgia del domingo festivo, cómo la gente, resignada a tener que superar un nuevo lunes, deambulaba dejando atrás sus vidas despreocupadas, y preocupándolas de nuevo con el trabajo diario que les llevaría hasta un nuevo domingo.
    La idea fue muy simple, crearíamos el "Lunes y 1/2". Le restamos al martes 2 horas, dejándolo en 22h. El día empieza a las 00:01 y acaba a las 2:00. Este día, es más que un día festivo!.
    Durante la primera hora disfrutas viendo como de detrás de las montañas sale el sol, y como durante la segunda hora el sol se esconde tras la línea del horizonte, justo bajo el mar.
    Aquí todo el mundo utiliza el "Lunes y 1/2" para lo mismo, para disfrutar de la vida, para parar el tiempo, para salir de casa y estirarse en el primer prado que encuentran, bajo algún árbol, mirar hacia el este y mojarse la cara con la hierva de la mañana, al rato, subir la mirada al cielo y ver el sol a través de las miles de sombras y destellos que proporcionan las hojas de nuestro árbol, y acabar el día, girándonos al oeste y dejándonos iluminar por su luz naranja.

    Animo a todos tus compañeros de viaje matutino y a tus lectores parar el mundo y crear un "Lunes y 1/2" cada semana.

    ResponElimina
  2. Caray... ¡Y yo sin saber de la existencia de los Lunes y 1/2! Ahora sí que estoy patidifusa...

    ResponElimina